(en francés)
Derecho a réplica 
José Ferreira W.
 
• Claro está que nada obliga a la editoras a publicar todo lo que se les envía. Pero muchas se han vuelto maestras en el arte de argumentar su rechazo de manuscritos sin siquiera haberlos leido. En sus cartas estandard de rechazo, se creen hábiles en el uso sistemático de fórmulas y comodines que, por muy cordiales, nunca se refieren al texto que se les sometió, pensando así poder salirse con la suya y preservar al mismo tiempo la susceptibilidad del autor.
• Pero esta estrategia se revela contraproductiva cuando pierde la coherencia con el envïo al que se refiere, revelando por consiguiente los 2 crímenes inconfesables que trataban de esconder : 1) no han leido el texto que vienen de rechazar, 2) mienten en afirmar lo contrario. Es una lástima, sobre todo para ellas, porque actuando de esa forma, no solo toman el riesgo de "dejar escapar a los Beatles" sino también de denunciarse ellas mismas como el idiota por el cual habían creido poder tomarlo a uno.
• Y cuando se niegan, es cuando empieza la comedia de verdad.
un género literario en sí
Respuestas a cartas de rechazo
JFW decidió hacer uso de su derecho a réplica para con algunas editoras francesas presumidas y descaradas pero imprudentes por muy apuradas, publicando aquí sus intercambios epistolarios, haciendo de esas réplicas un género literario en sí.